domingo, 26 de enero de 2014

EL CRISTO DE LA LIBERTAD


TODOS LOS DÍAS 26 DE ENERO DE CADA AÑO ACOSTUMBRAMOS A RENOVAR LA SIGUIENTE ENTRADA PUBLICADA ORIGINALMENTE EN EL AÑO 2008 Y  DEDICADA AL PADRE DE NUESTRA PATRIA JUAN PABLO DUARTE.


Duarte eterno, Duarte inmenso, celebramos hoy tu día. A doscientos años de tu nacimiento, cada vez resulta más extraño, en comparación con los que te han sucedido, tu comportamiento de político. En tu afán de darnos la libertad, entregas para construir la nueva República tu patrimonio familiar, no lo construyes a costa de ella. No te aferras al Poder como se acostumbra si no que sacrificas, en aras de la patria, tu acceso al mismo para evitar confrontaciones y guerras intestinas. Tu vida es simple y sin boato y mueres sólo y lejos de la patria que formaste. ¿Se puede pedir mayor sacrificio?

Si pudieses visitarnos, te darías cuenta Duarte querido, lo poco que ha cambiado este terruño. Por eso cada vez se hace patente, que tú no fuiste un político cualquiera, tú fuiste simplemente

EL CRISTO DE LA LIBERTAD

Sacrificaste tu vida
patrimonio y juventud
para traer pulcritud
a tu Tierra Prometida.
pero tu Patria querida
el mensaje no ha captado
y de paso ha olvidado
ese inmenso sacrificio
que te dio de beneficio
morir solo y amargado.

Nos trajiste tu verdad
para que así se cumpliera
que aquel que la conociera
lograse su libertad.
y tu idílica heredad
claro no se ha consumado
porque siempre algún malvado
es quien agarra el timón
y el de la santa misión
termina crucificado.

No es extraña coincidencia
el claro paralelismo
entre el Dios del Cristianismo
y el Dios de la Independencia.
Duarte de limpia conciencia
en todo a Cristo imitó
aunque en algo no siguió
de ese tan sagrado ejemplo
los mercaderes del templo
Juan Pablo nunca expulsó.

Rafael Martínez Céspedes
Santo Domingo, R. D.,
26 de enero de 2008




4 comentarios:

Anónimo dijo...

¿Habrá tiempo todavía?

Anónimo dijo...

ESA ES LA PURA REALIDAD:
Lástima que los buenos dominicanos como JUAN PABLO DUARTE, somos personas tan desinteresadas, y en la mayoría de las veces no nos gusta participar de la politica, porque ésta se ha convertido en politiquería.

Anónimo dijo...

Quizás otro gallo cantara, si un grupo de dominicanos tuviera los pantalones de imitar a ese Cristo nuestro que nos dio la libertad.

Anónimo dijo...

como saber de tu sacrificio si los que defienden tus ideas,destruyen con sus actos tus planes