domingo, 7 de diciembre de 2014

¡¡SU JUSTICIA ANDA MUY MAL!!

Todos conocemos la riqueza de la lengua castellana, ese inmenso tesoro que nos dejaron los voraces conquistadores españoles cuando arrasaron con sus espadas y su cultura las fecundas tierras de nuestra América.

Ese idioma y esa cultura, los hemos enriquecido los diferentes pueblos que se fueron formando a lo largo y ancho del nuevo Continente. Para demostrarlo,  les doy como muestra un solo botón: el vocablo que utilizan los estudiantes de diversos países de nuestra América India cuando reprueban un examen o una asignatura en la escuela o Universidad. Mientras en España le llaman oficialmente “suspender” o “ser suspendido” en un examen, en Venezuela le llaman “raspar” (me rasparon en Matemáticas), en Costa Rica le llaman “mamar” (“me mamé en el último examen”) , en México y Cuba usan “tronar”, en Argentina “cagar” o "bochar" y aquí en Dominicana – quizás en honor a nuestro inclemente  calor tropical- decimos “quemarse”: “me quemé en el examen de Ética y Moral.”  Por favor ver:


Pues bien, según el último reporte publicado por la organización Transparencia Internacional, quien en materia de corrupción administrativa asigna a los diferentes países del mundo una calificación que, como en los exámenes escolares va del 1 al 100, la República Dominicana- como prefiera usted llamarlo- se ha “raspado”, se ha "mamado", se ha "bochado", o en nuestro argot se ha quemado o achicharrado al sacar un magro 32 (sobre 100)  y el número 115 entre 175 países estudiados (el #1 es el menos corrupto; el #175 el más corrupto). Favor Ver:


Para los que vivimos aquí, esos resultados resultan más que obvios: Tenemos el dudoso privilegio de tener un Sistema de Justicia  donde se archivan – sin derecho a una investigación o instrucción previa – abultados expedientes contra personajes que en su paso meteórico por las arcas del Estado han acumulado fortunas que compiten con la del Rey Salomón y cualquier esfuerzo de organizaciones cívicas de iniciar acciones legales contra dichos señores,  como lo viene haciendo España** , terminan con la rápida decisión de archivar los expedientes: Así no, concluyo yo de paso, ya que  “estudiando, nadie se quema”.

Pero como ni estudiamos, ni hacemos nuestros deberes,  por fuerza debemos “quemarnos” como país en los exámenes de Transparencia Internacional  y no debemos sorprendernos  si una mañana nos despertamos para descubrir que esas pequeñas nubes que fueron apareciendo como manifestaciones esporádicas en nuestro horizonte social, como ya lo hicieron en países vecinos, se han convertido  en negros nubarrones o un terrible vendaval, porque fuimos sordos a las voces que como Transparencia Internacional nos gritaban:

¡¡SU JUSTICIA ANDA MUY MAL!!

 La Escuela de Transparencia
ahora acaba de anunciar
que al país volvió a “quemar”
con nota de insuficiencia
traicionando la inocencia
de un pobre conglomerado
que un romántico* ha tildado
de país o de nación
donde hay mucha corrupción
e impune robo al Estado.

Es lógica elemental
y deducción muy certera
que donde ese mal impera
la justicia anda muy mal
pero el loco carnaval
parece se está acabando
pues se vienen escuchando
voces en la lejanía
y pudiese ser que un día
nos despierte un vendaval.

Hasta un niño va a entender
el fruto de esas acciones
pues en vecinas naciones
más de un ejemplo hay de ver
y aunque nadie va a aprender
en cabeza de otra gente
solo le ocurre a un demente
con la impunidad pactar
o de un buen Juez ocultar
un abultado expediente.

Rafael Martínez Céspedes
7 de diciembre de 2014.


*Juan Pablo Duarte

** España ha tomado sus drásticas medidas  por su desventaja en transparencia cuando se le compara  con sus vecinos europeos, pues solo sacó un 60  y quedó como país #37/175 mientras Alemania obtuvo un 79 quedando como #12/175 y Suecia con un sobresaliente 87 y #4/175 en el  Examen de Transparencia Internacional. ¿Culpas del tiempo son que no de España?? 

sábado, 22 de noviembre de 2014

SE ROMPE POR LO MÁS FINO


Un amigo, ido a su tiempo, me decía que no él jugaba la lotería, porque estaba seguro de que si se sacaba el premio mayor, la vida de seguro le enviaría un cáncer, pues esta nunca da nada de gratis.

Pienso en él, cuando veo el drama que hoy vive Isabel Pantoja, la bella gitana quien desde niña trajo debajo del brazo un salero, una ardiente sensualidad, una voz y unas tablas con los que conquistó públicos de todas las latitudes, pero a quien la vida le ha dado agua de beber de todos los estanques. Hoy, por ejemplo,  ha ingresado en una prisión sevillana para cumplir una condena de 24 meses por blanqueo de capitales en relación al denominado Caso Malaya donde ya cumple condena su ex compañero sentimental el señor Julián Muñoz, ex Alcalde de Marbella. 

La justicia española, con una meritoria diligencia y aparente imparcialidad, está realizando una labor de saneamiento de la corrupción administrativa y en el caso de la Pantoja, tratándose de una figura emblemática, habla de medidas “ejemplarizantes”  para enviar al pueblo un mensaje claro  de que “la justicia es igual para todos y que nadie puede disfrutar de impunidad”.  

Cuando murió el escritor García Márquez hace ya algún tiempo, un artículo que escribí en esta columna alabando su genio, suscitó una crítica de algunos cubanos que acusaban al insigne colombiano de ser “un comunista amigo de Fidel Castro”, a lo que repliqué más o menos de la manera siguiente:

“Cuando me deleito sea con la música de Cole Porter, de Tchaikovsky, Schuman, Gershwin o Leonard Bernstein,  la disfruto a plenitud sin ponerme a pensar que quienes la escribieron pudiesen haber sido homosexuales. O cuando penetro en el micro cosmos y me aprovecho de los conocimientos de Lavoisier – no pienso en él como un miserable cobrador de impuestos, si no en el padre de la Química. Tampoco pienso en los grandes problemas financieros que tuvo toda su vida Cervantes, cuando disfruto de su Quijote  y así puedo seguir mencionando cientos de ejemplos de genios cuya vida personal- de acuerdo a los valores aceptados en su época- parecía estar divorciada con su vida profesional. Ese es el problema del genio: es casi siempre imposible resolver esa dicotomía”.

Por eso entiendo la dificultad que tiene que haber sido para los jueces sentenciar a la Pantoja, cuya voz y sensualidad que hicieron que tantos de sus seguidores- en cuya lista me agrego humildemente - se enamoraran del amor al escuchar las canciones poemas en la voz de la tonadillera como “Marinero de Luces” o “Buenos Días Tristeza”, cuyos enlaces de Youtube incluyo para su deleite.





Para finalizar y con el debido respeto antes de emitir mi juicio sobre este caso,  tanto por mi declarada parcialidad como por mi larga experiencia, me gustaría esperar los resultados de los expedientes judiciales de altos políticos involucrados en casos de corrupción administrativa, incluyendo los miembros de la Familia Real de España, pues normalmente en casos como el de Isabel Pantoja,  la soga siempre

SE ROMPE POR LO MÁS FINO.

Hoy yo debo confesar
sentí una amarga congoja
al ver a Isabel Pantoja
en la prisión ingresar
hecho que me hizo pensar
en la vida y su ironía
que te eleva al Cielo un día
dándote fama y Poder
para dejarte caer
de esa altura en agonía.

Gitana tonadillera
tú que cantaste al amor
el Cupido dictador
hoy te ha hecho prisionera
A ti gaviota viajera
alguien tu alma encantó
y su Poder te embriagó
con aroma de azahar
y al amarte junto al mar
tus blancas alas cortó.

Saludaste la tristeza
hoy se sienta junto a ti
ahora muéstrame tú a mí
gran gitana tu entereza
Que eres de verdad princesa
está marcado en tu sino
que sufrir es tu destino
es muy fácil demostrar
y que una soga al tirar
siempre rompe en lo más fino.

Rafael Martínez-Céspedes
20 de noviembre de 2014.

miércoles, 5 de noviembre de 2014

LAGRIMAS, SANGRE Y VIOLENCIA



Nos dice Wikipedia que "Magreb (en árabe Al-Magrib) es la adaptación al español de una voz árabe que significa lugar por donde se pone el sol, el Poniente, la parte más occidental del Mundo Arabe y la denominación tradicional de la región del Norte de Africa que comprende los países Marruecos, Argelia y Túnez."
.
De Túnez me gustaría hoy hablar, pues desde hace algún tiempo se vienen escenificando violentas protestas, que me recuerdan la época inmediatamente después del ajusticiamiento del dictador Rafael Trujillo. En ese país del Magreb, había gobernado durante 24 años un régimen dictatorial y corrupto, manejado por un grupito o anillo alrededor del Presidente Zine el Abidine Ben Alí y en particular por la primera dama - y poder detrás del trono - la señora Leila Trabelsi. En lo macro económico, Túnez, según las estadísticas, es un país próspero, con un crecimiento de 4% anual, pero la corrupción imperante y el hecho de que todos los negocios importantes del país iban a parar en las manos de la familia gobernante, creó una enorme concentración de la riqueza, pero sin una justa distribución. Otro ejemplo de que las estadísticas de los economistas tenemos que examinarlas con pinzas, porque casi nunca toman en cuenta los fogones de la gente.
.
La crisis detonó cuando un joven desempleado se inmoló, quemándose vivo, frente al ayuntamiento de su pueblo, después que la policía le confiscara su puesto ambulante de frutas por carecer de un permiso. Las protestas y enfrentamientos con las fuerzas del orden se extendieron en poco tiempo por todo el país y las redes sociales del Internet, hasta que finalmente se generó una presión tal, que el Presidente Ben Alí se vió forzado a tomar un avión hacia el exilio, no sin antes empacar con su equipaje, 1.5 toneladas en lingotes de oro, extraídos del Banco Central de Túnez. La prognosis de la crisis es sencillamente predecible, más desorden y caos, y por supuesto más muertos hasta que la violencia llene toda el espacio creado por el inminente vacío de poder. Del Magreb lejano, nos envían otra clara lección que cualquier sociedad que deje concentrar su riqueza y su poder en tan poquísimas manos, cosechará en su futuro
.
LAGRIMAS, SANGRE Y VIOLENCIA
.
Al Gobierno denunciar
de corrupto y asesino
decidió este tunecino
su vida en fuego apagar
sin saber que iba a lograr
su heroica decisión
liberar a su nación
de la voraz cleptocracia
que mató su democracia
y la ahogó en corrupción.
.
Los negocios del Estado
acaparaba un grupito
cuyo monstruoso apetito
por oro jamás saciado
hizo que el país hastiado
a las calles se lanzara
y con el pecho enfrentara
al corrupto Presidente
sin impedir finalmente
que aquel cobarde escapara.
.
Ojalá que la erupción
del Magreb norafricano
un pueblo no tan lejano
quiera usar como lección:
si el Poder la corrupción
trata con indiferencia
y la estatal delincuencia
no decide golpear duro
cosechará en el futuro
lagrimas, sangre y violencia.
.
Rafael Martínez Céspedes
20 de enero de 2011.