sábado, 19 de abril de 2014

UN NUEVO GENIO INMORTAL

El mote de “Gran Niveladora” que se aplica a la muerte por reducirnos a todos, sin excepción, a un inerte despojo sin distinción o categoría política, social o económica, no tiene siempre un carácter universal, pues en algunos muy contados casos, a pesar de  la mezquindad ,  los prejuicios personales o ideología política de sus contemporáneos, la experiencia universal le  otorga al muerto, un  pasaporte de genio inmortal. Tal es el caso de Gabriel García Márquez.

Con motivo de su desaparición física, se dispararon las ventas de todos los libros del afamado autor,  y  los medios informativos del mundo han dedicado un espacio a rememorar su obra y su legado.  De todo este despliegue, a mí en particular, me llamaron la atención dos temas: 1) un comentario del afamado autor norteamericano William Kennedy publicado en el New York Times en 1984 y 2) la lectura del discurso que diera García Márquez en el 1982 en la Academia Sueca al otorgársele el Premio Nobel de Literatura.

Kennedy comentando sobre  su libro más famoso en el periódico neoyorkino dijo: “Cien Años de Soledad” es la primera obra de literatura desde el Libro del Génesis que debía ser lectura obligatoria para toda la raza humana. García Márquez ha hecho nada menos que crear en el lector un sentido  de todo lo que es profundo y lo que tiene y no tiene significado en la vida.”  Semejante opinión, viniendo de tal fuente, no necesita comentarios adicionales.

El otro elemento que define y permite calibrar la persona y la obra del famoso autor latino americano y hombre comprometido, fue el profundo discurso que pronunciara en la Academia Sueca en 1982 al recibir el mencionado Nobel de Literatura, titulado “La Soledad de América Latina”, pieza la cual me parece también lectura obligatoria para todos los interesados en el acontecer socio político de nuestra América y que puede leerse en el enlace:


Del mismo, me permito citar, para deleite del lector espero,  unos párrafos finales:

Agradezco a la Academia de Letras de Suecia el que me haya distinguido con un premio que me coloca junto a muchos de quienes orientaron y enriquecieron mis años de lector y de cotidiano celebrante de ese delirio sin apelación que es el oficio de escribir. Sus nombres y sus obras se me presentan hoy como sombras tutelares, pero también como el compromiso, a menudo agobiante, que se adquiere con este honor. Un duro honor que en ellos me pareció de simple justicia, pero que en mí entiendo como una más de esas lecciones con las que suele sorprendernos el destino, y que hacen más evidente nuestra condición de juguetes de un azar indescifrable, cuya única y desoladora recompensa, suelen ser, la mayoría de las veces, la incomprensión y el olvido.

Es por ello apenas natural que me interrogara, allá en ese trasfondo secreto en donde solemos trasegar con las verdades más esenciales que conforman nuestra identidad, cuál ha sido el sustento constante de mi obra, qué pudo haber llamado la atención de una manera tan comprometedora a este tribunal de árbitros tan severos. Confieso sin falsas modestias que no me ha sido fácil encontrar la razón, pero quiero creer que ha sido la misma que yo hubiera deseado. Quiero creer, amigos, que este es, una vez más, un homenaje que se rinde a la poesía. A la poesía por cuya virtud el inventario abrumador de las naves que numeró en su Ilíada el viejo Homero está visitado por un viento que las empuja a navegar con su presteza intemporal y alucinada. La poesía que sostiene, en el delgado andamiaje de los tercetos del Dante, toda la fábrica densa y colosal de la Edad Media. La poesía que con tan milagrosa totalidad rescata a nuestra América en las Alturas de Machu Pichu de Pablo Neruda el grande, el más grande, y donde destilan su tristeza milenaria nuestros mejores sueños sin salida. La poesía, en fin, esa energía secreta de la vida cotidiana, que cuece los garbanzos en la cocina, y contagia el amor y repite las imágenes en los espejos.

En cada línea que escribo trato siempre, con mayor o menor fortuna, de invocar los espíritus esquivos de la poesía, y trato de dejar en cada palabra el testimonio de mi devoción por sus virtudes de adivinación, y por su permanente victoria contra los sordos poderes de la muerte. El premio que acabo de recibir lo entiendo, con toda humildad, como la consoladora revelación de que mi intento no ha sido en vano. Es por eso que invito a todos ustedes a brindar por lo que un gran poeta de nuestras Américas, Luis Cardoza y Aragón, ha definido como la única prueba concreta de la existencia del hombre: la poesía.

De nuestra parte, unas humildes coplas de poesía popular, para dar una cálida bienvenida a

UN NUEVO GENIO INMORTAL

García Márquez creó
un mundo de fantasía
en que Aureliano Buendía
un día el hielo descubrió
El gran colombiano dio
alas a la humanidad
de escapar la realidad
de saber que va a morir
y del dolor de vivir
Cien Años de Soledad.

Como nunca morirá
ese hombre comprometido
sin saber ni que se ha ido
ahora en Macondo estará
Por sus calles vagará
alias de este Continente
donde siempre tanta gente
sufre hambre y opresión
y cuya imaginación
volvió quimera inocente.

Su mágico realismo
de fantásticas quimeras
de gitanos y rameras
sin él no ha de ser el mismo
ya que  saltando al abismo
ha traspasado el umbral
la liberación total
que a todos pone su mano
y a este gran americano
convirtió en genio inmortal.

Rafael Martínez Céspedes
19 de abril de 2014

lunes, 14 de abril de 2014

AHORA EL PAPA ES DE LA GENTE


Este pasado domingo 13 de abril, tuve el gusto de ver un inteligente reportaje en el Programa “60 Minutes” de la CBS News sobre el Papa Francisco y las transformaciones que con su conducta y visión está impartiendo a la Iglesia Católica y aproveché para compararlo con lo que había escrito en este Blog el 17 de marzo de 2013, sólo cuatro días después de haber sido electo como Papa el jesuita Jorge Bergoglio. Favor ver entrada "LA IGLESIA SE REINVENTA" en el siguiente enlace:


Pero el mejor regalo, descubierto un poco tarde confieso, fue encontrar el comentario editorial publicado por la revista TIME con motivo de haber escogido al Papa Francisco como el personaje del año 2013 de la referida publicación. Por su importancia e impacto sobre la situación que vive la humanidad en el presente, me he tomado la libertad de publicar in extenso el mencionado comentario editorial de la Revista TIME:

“Hubo una vez un niño tan dócil y modesto que le otorgaron una medalla por ser “El más humilde”. Al día siguiente se la quitaron por haberla usado. Así termina la lección.

¿Cómo uno practica la humildad desde el trono más glorificado de la Tierra? Pocas veces un nuevo actor en el escenario mundial ha captado tanta atención tan rápido –de jóvenes y viejos, creyentes y cínicos– como lo ha hecho el Papa Francisco.

En sus nueve meses en el trono, Francisco se ha puesto en el centro mismo de las principales conversaciones de nuestra época: sobre riqueza y pobreza, imparcialidad y justicia, transparencia, modernidad, globalización, el rol de la mujer, la naturaleza del matrimonio, las tentaciones del poder.

En un tiempo en que los límites del liderazgo son puestos a prueba en tantos lugares, llega un hombre –sin ejército ni armas, sin un reino más allá de un pequeño pedazo de tierra en el centro de Roma, pero con el enorme respaldo de la riqueza y el peso de la historia– para plantear un desafío. El mundo se está haciendo más pequeño; las voces individuales se escuchan cada vez más fuertes; la tecnología hace que la virtud se vuelva viral, por lo que el púlpito de Francisco es visible hasta el confín de la Tierra. Cuando besa la cara de un hombre desfigurado o lava los pies de una mujer musulmana, la imagen resuena mucho más allá de los límites de la Iglesia Católica.

Los escépticos apuntarán a los obstáculos que enfrenta Francisco para lograr algo concreto, más allá de hacer que los creyentes menos fervientes se sientan mejor acerca del tono más moderado de Roma y libres a la vez de ignorar las cuestiones más sustanciales. La Iglesia Católica es una de las instituciones más antiguas, grandes y ricas del mundo, con 1.200 millones de fieles, y el cambio no es algo natural en ella. En su mejor versión, la Iglesia inspira e instruye, ayuda y sana, y llama a los fieles a escuchar a sus ángeles más benévolos. Pero se ha visto debilitada a nivel mundial por escándalos, corrupción, la escasez de sacerdotes y la competencia, especialmente en los fértiles campos misionarios del hemisferio sur, de rivales evangélicos y pentecostales. En algunos lugares, la enseñanza de doctrinas centrales sobre el divorcio y los anticonceptivos es ampliamente ignorada y la ortodoxia es ridiculizada por obsoleta. Los burócratas y el clero del Vaticano son acusados de disputas internas, corrupción, chantaje y una obsesión con “reglas mezquinas”, como sostiene Francisco, en lugar de las enormes posibilidades de gracia. No sólo prediquen, escuchen, dice. No reprendan, sanen.

Y sin embargo, en menos de un año, ha hecho algo notable: no cambió las palabras, pero cambió la música. El tono y temperamento pesan en una iglesia construida sobre la sustancia de los símbolos —pan y vino, cuerpo y sangre—, y por lo tanto es un error desestimar las elecciones simbólicas de cualquier Papa como gestos que carecen de la fuerza de la ley. Publicó su primera exhortación apostólica, un ataque a “la idolatría del dinero”, justo cuando los estadounidenses celebraban el Día de Acción de Gracias y evaluaban si pasar este feriado, establecido para la gratitud, en los centros comerciales. Este es un hombre que maneja muy bien los tiempos. Que no vive en el palacio papal rodeado de cortesanos sino que en una austera residencia con peregrinos. Reza todo el tiempo, incluso cuando espera a que lo atienda el dentista. Sacó de circulación el Mercedes papal y lo reemplazó por un Ford Focus con algunos rasguños. No usa zapatos rojos ni sotanas lujosas, lleva en el cuello una cruz de hierro en lugar de una de oro. Cuando rechaza la pompa y los privilegios, revela por primera vez las finanzas del Vaticano, reprende a un arzobispo alemán por derrochador, llama por teléfono a desconocidos en apuros, y ofrece bautizar al bebé de una mujer divorciada cuyo amante casado quería que abortara, está haciendo más que convertirse en un ejemplo de compasión y transparencia. Está aceptando la complejidad y admitiendo el riesgo de que una iglesia obsesionada con sus propios derechos y su virtud puede provocar más heridas de las que sana. Cuando se le pregunta por qué no parece interesado en librar una guerra cultural, hace referencia al campo de batalla. La Iglesia es un hospital de campaña, dice. Nuestro primer deber es asistir a los heridos. Uno no le pregunta a un hombre que está sangrando cuál es su nivel de colesterol.

Este foco en la compasión, junto a un aura general de alegría no siempre asociada a los príncipes de la Iglesia, ha hecho de Francisco una especie de estrella de rock. Más de 3 millones de personas llegaron a la playa de Copacabana en Río de Janeiro el pasado julio para verlo, las multitudes en la Plaza de San Pedro están eufóricas y los souvenir se venden en números récord. Francesco es el nombre masculino más popular entre los bebés en Italia. Las iglesias reportan un “efecto Francisco” de católicos no practicantes que han regresado a misa y han vuelto a confesarse, aunque las anécdotas no son sustituto para la evidencia y los sondeos entre católicos estadounidenses muestran hasta ahora pocos cambios en la práctica. Pero la fascinación con Francisco, incluso más allá del círculo católico, le brinda una oportunidad que nunca tuvo su antecesor, Benedicto XVI: magnificar el mensaje de la Iglesia y su poder para hacer el bien.

La buena acogida de la prensa laica lo vuelve sospechoso entre los tradicionalistas, quienes temen que compra popularidad pagando el precio de una fe diluida. Ha usado hábilmente la fascinación de los medios para llamar la atención sobre muchos temas, desde sus plegarias por la paz en Siria hasta su punzante ataque a la economía del goteo, lo que inspiró a Jesse Jackson a compararlo con Martin Luther King y a Rush Limbaugh a preguntar si es marxista. Cuando uno es una celebridad en los medios, cada palabra pronunciada es analizada minuciosamente, como lo es lo que se elige no decir. ¿Por qué no se ha referido con más detalle sobre el escándalo de los abusos sexuales cometidos por sacerdotes?, preguntan los partidarios de las víctimas. (Este mes, estableció una comisión para abordar el abuso de niños por parte de sacerdotes). ¿Por qué no habla más de la santidad de la vida?, preguntan los tradicionalistas, quienes observan que en su exhortación el aborto sólo fue mencionado una vez, mientras que la misericordia apareció en 32 oportunidades. Francisco ratifica las enseñanzas tradicionales sobre la sexualidad y a la vez advierte que distraen a la Iglesia. Ataca a los sacerdotes que se niegan a bautizar a los niños de madres solteras por practicar un “riguroso e hipócrita neo-clericalismo”. Declara que Dios “nos ha redimido a todos… no sólo a los católicos. A todos, también a los ateos”. Posa con activistas medioambientales mostrando una camiseta que condena el fracking, y llama a los políticos y líderes empresariales a ser “protectores de la creación”.

Nada de esto vuelve liberal a Francisco, quien también afirma que un cuerpo de sacerdotes exclusivamente masculino no está en discusión, como tampoco el aborto, ni la definición del matrimonio. Pero su enfoque en los pobres –y el hecho de que el 0,1% de las personas más ricas del mundo controla el 81% de la riqueza– irrita a los que defienden el capitalismo como el programa antipobreza más exitoso de la historia. Se podría argumentar que es Teddy Roosevelt protegiendo al capitalismo de sus propios excesos, o simplemente dice lo que sus antecesores han dicho: que Jesús nos llama a preocuparnos por los que menos tienen —aunque lo dice de un modo que hace que la gente lo escuche de manera diferente—. Y eso puede ser especialmente importante cuando lo dice el primer Papa del Nuevo Mundo. Hace un siglo, la mayoría de los católicos vivía en Europa; hoy menos de un cuarto reside allí, y cómo sea escuchado en los países donde ser gay es un crimen y las mujeres en puestos de liderazgo una herejía podría tener el poder de transformar culturas en las que el catolicismo es una fuerza en alza y potencialmente liberadora.

Por estos días es estimulante escuchar a un líder decir cualquier cosa que moleste a alguien. Hoy, liberales y conservadores enfrentan por igual una elección cuando escuchan a una nueva voz de la conciencia: qué es más importante, ¿que este líder carismático dice cosas que ellos creen que es necesario decir o que también dice otras que preferirían no escuchar?

El corazón es un músculo fuerte y Francisco propone un riguroso régimen de ejercicio. En un período muy breve, una audiencia amplia, global y ecuménica ha mostrado ansias de seguirlo. Por haber trasladado el pontificado del palacio a las calles, comprometer a la mayor religión del mundo a enfrentar sus necesidades más profundas y equilibrar el juicio con la misericordia, el Papa Francisco es la Persona del Año 2013 de TIME.”

De nuestra parte vayan estas décimas como homenaje  a Francisco, porque 

AHORA EL PAPA ES DE LA GENTE

Cuando al Papado subía
un jesuita argentino
dijimos que en su camino
la iglesia reinventaría
En el cargo el primer día
demostró ser diferente
pues pidiendo humildemente
a todos por él orar
se dedicó a transformar
su Iglesia en algo decente.

Sólo un año es que ha pasado
y el cambio es monumental
pues su Iglesia medieval
poco a poco  ha transformado
A todos ha enseñado
a vivir con humildad
y con gran autoridad
combate la corrupción
sabiendo a su institución
le hacía falta integridad.

Sólo al tiempo hay que temer
por este Papa hay que orar
pues le podría afectar
el diabólico Poder
o le  podría suceder
como ese caso famoso
de aquel joven tan honroso
que por humilde premiaron
pero el premio le quitaron
cuando lo mostró orgulloso.

Rafael Martínez Céspedes
15 de abril de 2014

Referencias.

martes, 8 de abril de 2014

SE NOS DERRITEN LOS POLOS (2)

Lo que sigue no es un chiste: Es una anécdota presentada por el jesuita Carlos Vallés en su libro sobre su compañero Tony de Mello titulado “Ligero de Equipaje” ,  criticando la denominada “Psicoterapia Rogeriana” (1).  Escribe Vallés sobre de Mello: “Describía su crítica del método de Rogers con la historia del paciente y el psicoterapeuta rogeriano. El paciente: "Tengo una depresión." El terapeuta: "De modo que tiene usted una depresión." -"De hecho estoy pensando en suicidarme." -"Creo oírle decir que está usted pensando en suicidarse." -"Sí, en efecto, estoy pensando en tirarme ahora mismo por esa ventana." -"Si le entiendo bien, dice usted que está pensando en tirarse desde esa ventana." El paciente va a la ventana y se tira. "¡Plaf!" El terapeuta se asoma a la ventana y repite, "¡Plaf! " Acaba la entrevista. (2)

Si se nos permite comparar al paciente de la anécdota citada con la sociedad global de nuestros días, el terapeuta Rogeriano lo constituiría la comunidad científica de todo el planeta, que nos viene previniendo sobre las consecuencias del denominado “Calentamiento Global” causado mayormente por la emisión descontrolada de bióxido de carbono, vía las enormes plantas de generación de energía y los motores de combustión interna– los millones y millones de vehículos de todo tipo que nublan nuestros cielos, carreteras y mares– propulsados con combustibles fósiles, que han hecho que se derritan los polos,  que se produzcan sequías históricas en ciertas partes del planeta, que se creen condiciones meteorológicas extremas tales como la devastadora tormenta Sandy que golpeó, como nunca antes se había visto, la Costa Este de los Estados Unidos, los incontrolables incendios forestales, las temperaturas y nevadas extremas causadas por el denominado Vórtice Artíco, las inundaciones y desbordes de  ríos, lagos y mares en América, Europa y Asia y la desaparición de importantes especies animales y vegetales por el cambio en las condiciones ambientales en todos los hábitats del planeta.

Los hombres de ciencia nos vienen alertando que nos estamos suicidando con las emisiones, pero seguimos viendo la Economía como mucho más importante que la Ecología. Nos importa más Keynes que Darwin y ni hablar de modificar el mentado “sueño americano”. Debemos producir más, no importa qué, ni sus efectos sobre el Medio Ambiente. El planeta no se está calentando, Ya está caliente” nos dicen los científicos.  Me parece que sólo estamos esperando el “Plaf” de la historia de Tony de Mello para actuar inteligente y racionalmente.

Si queremos asustarnos un poco, pero a la vez lograr mayor conciencia de la naturaleza del problema y hacia donde nos están conduciendo los dirigentes globales, les invito a ver un programa preparado por la periodista Anne Curry de la NBC, que complementa el documental que había preparado el Ex Vicepresidente los Estados Unidos,Al Gore,  “Una Verdad Inconveniente” , que no pudo evitar, sin embargo, las "heroicas" medidas tomadas  por el Gobierno de su país para echar a andar la economía y salir de la crisis de la burbuja inmobiliaria, fabricando más automóviles. Ver:


De nuestra parte, ya en Décimas Dominicanas habíamos publicado en el año 2007 una pequeña entrada sobre el particular que habíamos titulado “Se Nos Derriten los Polos”, la cual dice así:  

Un científico ha advertido a las autoridades dominicanas que, de continuar el calentamiento global, la industria turística nacional quedaría destruida y sepultada bajo seis metros de agua en unas cuantas décadas. 

Como se ve, el impacto del precio que estamos pagando por no respetar la Ecología, se mide – no en vidas humanas – si no como siempre en términos económicos. Por supuesto, el tema del calentamiento global no es nada nuevo y su causa primera es el estilo dispendioso de vida que hemos adoptado – o nos han hecho adoptar - como modelo de civilización, centrado alrededor del automóvil.

De lo contrario, deberíamos estar confesados para el año 2050 porque ya

SE NOS DERRITEN LOS POLOS

La tierra está muy caliente
arde ya como fogón
los gases de combustión
han caldeado el ambiente
Los científicos conscientes
dicen que esto hay que parar
menos autos fabricar
pues los polos se derriten
y es muy difícil que eviten
que nos sepulte la mar.

Los ricos ya han declarado
que no irán en bicicleta
ni dejarán sus yipetas
ni su aire acondicionado
Que los pobres de su lado
dejen de deforestar
menos hijos procrear
y NO cuidarse del SIDA
que un rico estilo de vida
es difícil de cambiar

Si sufre la Economía
no existirá solución
pues si ella es un león
un gato es la Ecología.
No seguir con la porfía
pues el tema es muy sencillo
como dijo un gran caudillo (3)
que la plata muy bien huele
y el órgano que más duele
es de un hombre su bolsillo.

Rafael Martínez Céspedes
7 de abril de 2014

Referencias:

http://www.institutodesafio.com/articulos/terapia.pdf

http://www.taringa.net/posts/apuntes-y-monografias/13156843/Discurso-de-Peron-en-la-camara-de-comercio-1944.html

miércoles, 2 de abril de 2014

UNA ORQUESTA RECICLADA



Tiene únicamente sentido leer lo que sigue, si el lector se toma unos minutos para ver el video que aparece arriba de esta entrega, el cual  narra el experimento – el hermoso experimento – llevado a cabo en Paraguay, por un grupo de ciudadanos iluminados – en particular un destacado músico de ese país – el señor Luis Szarán y un equipo de hombres de buena voluntad,   quienes– igual que se hizo con fantásticos resultados en Venezuela – decidieron llevar la magia de la música culta a los paupérrimos pobladores de los barrios marginados de ese país.

A la experiencia paraguaya se añade un elemento adicional: Como el número de candidatos juveniles al aprendizaje de algún instrumento musical superaba por mucho los recursos disponibles para la compra de los mismos,  un “rústico reciclador” de basura (genio le llamaría yo) se las ingenió para crear unos aparentemente rudimentarios instrumentos que resultaron al fin de cuentas apropiados para la producción casi profesional de música. Es sencillamente  hermoso y conmovedor este experimento que ha transformado jóvenes sin esperanza de barrios marginados en ciudadanos con otra actitud frente a la vida, con un claro concepto de que las cosas pueden cambiarse si se tiene la actitud correcta hacia la existencia y si surgen hombres de buena voluntad, como el grupo iluminado que promueve la idea, para dar su tiempo y recursos a tareas tan nobles.

De una forma u otra, conecto la experiencia de estos jóvenes paraguayos, con la entrega anterior sobre Viktor Frankl en el campo de exterminio nazi de Auschwitz  Ver entrada en:

http://decimasdominicanas.blogspot.com/2014/03/la-ultima-de-las-libertades.html 

Teniendo muy poco que esperar de la vida, los prisioneros judíos que sobrevivieron esa horrible pesadilla, fueron los que no se desesperaron y que adoptaron la actitud de “darle algo a la vida”, en vez de esperar ellos algo de ella. De igual forma, la pobreza, la miseria abyecta, es una inmensa y virtual prisión donde en “plena libertad”, pero rodeados de los casi inexpugnables muros  que son el hambre, la ignorancia y la enfermedad,  millones de seres humanos en todo el mundo han sido condenados a mil trabajos forzados, por sociedades injustas donde mayormente prevalecen el egoísmo y la satisfacción personal.

De nuevo, me quito el sombrero frente a la experiencia de esos señores del hermano país de Paraguay, pidiendo sólo a los músicos profesionales y prohombres de todos los países de todo el globo, que imitándolos se dediquen a formar

MÁS ORQUESTAS RECICLADAS

Hoy me quiero referir
a  ese Paraguay lejano
tierra allende al altiplano
donde muy duro es vivir
allí  viene de ocurrir
un milagro singular
algo digno de contar
pues de un sucio basurero
saca un triste prisionero
sus alas para escapar.

No hablo yo de una prisión
que aloja algún  criminal
es de la cárcel virtual
del pobre y su condición
una horrible situación
de hambre y enfermedad
donde en plena libertad
a mil trabajos forzados
son los pobres condenados
por la humana sociedad.

Han creado instrumentos
de basura reciclada
que en culta música alada
tornan jóvenes portentos
Y al descubrir sus talentos
viene el hecho a confirmar
se recibe siempre al dar
aunque se tenga muy poco
ya que es de este mundo loco
solo el modo de cambiar.

Rafael Martínez Céspedes
2 de abril de 2014  

miércoles, 26 de marzo de 2014

LA ÚLTIMA DE LAS LIBERTADES



Hace poco un ser querido me contó que una situación le había hecho perder los estribos. Fue una explosión de rabia, que al contármela, reprodujo de nuevo todo el acontecimiento desagradable. Aceptando que no estoy libre de reaccionar airado ante circunstancias no gratas, en la medida de lo posible, cuando creo que el volcán dentro de mí está a punto de hacer erupción, lo contengo pensando en las palabras de Viktor Frankl, el renombrado psiquiatra austríaco quien sobrevivió las penurias del infame campo de concentración nazi de Auschwitz durante la Segunda Guerra Mundial, quien dijo:

" A un hombre le pueden robar todo, menos una cosa, la última de las libertades del ser humano, la elección de su propia actitud ante cualquier tipo de circunstancias, la elección del propio camino."
 
Para quienes no conocen la historia de Frankl, la resumiré diciendo que este siendo un prestigioso profesional de la psiquiatría ejerciendo en Viena previo a la Segunda Guerra Mundial, en su condición de judío, la Alemania Nazista de un golpe le  robó todo: su familia, su profesión, sus posesiones y su libertad y lo había enviado en un vagón de ganado a un campo de exterminación. Es interesante observar que la anterior expresión la pronunció Frankl una mañana, encontrándose desnutrido y desnudo, medio muerto de frío sentado en un taburete dentro de un cuarto de la prisión y concluyó con la siguiente reflexión:

“Me han despojado de todo y me han impedido de todo, pero no lograrán molestarme en mi interior”.

Fue esta actitud la que ayudó a Frankl a formar parte del exiguo cinco por ciento (5%) de los prisioneros judíos que logró sobrevivir las increíbles e infrahumanas condiciones a que sometieron los carceleros del régimen nazista a los millones de prisioneros judíos. La experiencia de Frankl la plasmó en un libro publicado en el 1946 titulado originalmente “Trotzdem Ja zum Leben Sagen (A pesar de todo, hay que decirle SI a la Vida”), cuyo título fue posteriormente cambiado al “Hombre en Busca del Sentido”.  Favor pinchar  el enlace más abajo, que contiene información importante sobre el contenido de ese extraordinario libro.


Mientras que el texto completo se encuentra en:


Vivimos sin embargo quejándonos de minucias o explotando por pequeñeces. Perdemos el control cuando alguien comete algún error o lleva a cabo una acción que interfiere con nuestros planes sea en el tráfico, en el trabajo, en la familia o en la escuela. Si bien la vida es dura, pensemos que papel juega el sufrimiento en nuestras vidas. Oigamos lo que dijo Frankl, hablando de su experiencia en el Campo de Exterminio Nazi:

"¿Tiene algún sentido todo este sufrimiento, todas estas muertes?"

El sufrimiento es un aspecto de la vida que no puede erradicarse, como no pueden apartarse el destino o la muerte. Sin ellos la vida no sería completa.

El modo en que el hombre acepta su destino y todo el sufrimiento que éste conlleva, añade a su vida un sentido más profundo. Incluso bajo las circunstancias más difíciles puede conservar su valor, su dignidad, su generosidad. O bien puede olvidar su dignidad humana y convertirse en poco más que un animal. Muchas veces es precisamente una situación externa excepcionalmente difícil la que da al hombre la oportunidad de crecer espiritualmente más allá de sí mismo. El prisionero que perdía la fe en el futuro estaba condenado, se abandonaba, decaía y se convertía en sujeto del aniquilamiento físico y mental. Lo más difícil es la pregunta por el sentido de la vida:

"Tenemos que aprender por nosotros mismos y después enseñar a los desesperados que en realidad no importa que no esperemos nada de la vida, sino si la vida espera algo de nosotros"

Debemos como un deber ineludible,  hacernos cada uno algunas preguntas cada vez que  una  circunstancia estresante nos provoque a perder nuestra calma: ¿Cómo se compara esto con lo que vivió el psiquiatra austríaco en Auschwitz? ¿Me controlará esa persona o esa circunstancia o EJERCERÉ YO como descubrió Viktor Frankl,  

LA ÚLTIMA DE LAS LIBERTADES?

Nos airamos sin razón
por minucias, pequeñeces
que nos causan las más veces
mucha angustia y desazón
Una agobiante prisión
resulta el diario existir
si no se sabe elegir
la actitud inteligente
que es la reacción paciente
a los retos del vivir.

Aunque nunca es bienvenido
parece que el sufrimiento
que empieza en el nacimiento
a la vida da sentido
pues solo quien ha sufrido
gran injusticia y  maldad
puede encontrar la verdad
en un campo de exterminio
que es el interior dominio
nuestra última libertad.

Nuestro Destino aceptar
como mandato divino
pues Dios señala el Camino
y el lugar de batallar
De la vida hay que acatar
esta su lección primera
y es que la actitud certera
es saber que es muy taimada
la vida nunca da nada
más bien de uno ella espera.

Rafael Martínez Céspedes
26 de marzo de 2014