domingo, 27 de noviembre de 2016

LA ÚLTIMA RENUNCIA DE FIDEL


La celeridad con que los principales medios de comunicación social del mundo han publicado extensos reportajes sobre la vida de Fidel Castro apenas horas después de conocerse oficialmente su muerte, me ha traído a colación una simpática, pero real anécdota de aquel reputado periodista de “La Información” de Santiago, que sabiendo lo que iba a pasar en una fiesta tradicional celebrada en el aristocrático Centro de Recreo de la hidalga ciudad de los 30 Caballeros, se quedó en casa, pero conociendo como se desenvolvía cada año ese festejo, escribió y publicó su acostumbrada crónica: 

“Hizo su entrada triunfal la distinguida señorita Fulana de Tal, acompañada por su chambelán Mengano… y así por el estilo”., sólo para enterarse al día siguiente que el evento había sido cancelado por la muerte de un personaje importante.

En Décimas Dominicanas, publiqué hablando  de tema Fidel, en febrero del 2008, hace más de 8 años, una especie de crónica adelantada sobre lo que pasa ahora y que con la venia de mis lectores, me permito publicar:

“Como siempre, todo lo que viene de Fidel Castro ocupa los titulares mundiales. Siempre fue así toda su vida, ahora también en su próxima muerte. Ha sido así desde el principio.

El principio oficial – 1° de enero de 1959 – fecha en la cual su revolución hizo  caer la dictadura de Batista para nosotros, jóvenes adolescentes en la Era de Trujillo, aquel joven, valiente, barbudo, combatiendo un régimen parecido a aquel que tanto detestábamos, se convirtió en una esperanza. 

Con el paso de los años, muchos nos hicimos conservadores y aún admirando y queriendo tener en casa esos logros obtenidos por la Revolución Cubana en salud, educación y medio ambiente, sentimos nostalgia y preferimos esa libertad que no se respiraba ni con Batista ni con Trujillo.

Gran fenómeno político es este hombre Fidel Castro. 

Pensamos que lo que admira todo el mundo – quizás por lo inexplicable – es que desafió durante medio siglo con relativa impunidad, el poderoso aparato militar e industrial que ha sido y sigue siendo los Estados Unidos. Ahora renuncia desde su lecho y todos los analistas políticos se han lanzado a pronosticar lo que ocurrirá ahora en Cuba, aunque más cerca de la verdad podría estar un astrólogo. 

Mientras llegan los vaticinios de Walter Mercado sobre el particular, lo que ocupa primera plana es

LA RENUNCIA DE FIDEL

Guerrillero permanente
salido de espesa Sierra
fue siempre en Cuba su tierra
un rebelde impenitente.
En todos los continentes
despertó grandes pasiones
quienes le odian son legiones
y otros tantos le dan gloria
pero que es un hombre Historia
ya no admite discusiones.

Medio siglo desafiando
aquel poderoso imperio
y un enemigo tan serio
lo deja morir charlando.
El mundo va preguntando
si algún hado ha de tener
o es mejor en algo creer
pues con mil conspiraciones
atentados e invasiones
muere teniendo el Poder.

Sobre su Cuba querida
ya se armó la discusión
si habrá más revolución
sin tener Fidel la brida.
También desde la Florida
salen a vaticinar
sobre lo que va pasar
en ese hermético Estado
que es un secreto guardado
en bolita de cristal.

Rafael Martínez Céspedes
20 de febrero de 2008

martes, 8 de noviembre de 2016

LLEGARON LAS ELECCIONES!!


LLEGARON LAS ELECCIONES

Quien jamás habría creído
que una tortuosa campaña
llena de odio y de saña
deje un país dividido
Fuese quien fuese elegido
muy fino tendrá que hilar
pues debe resucitar
la moribunda Verdad
restablecer la Unidad
y a un gran enfermo curar.

Lincoln nunca habría creído
que en su liberal nación
alguien por su religión
de allí entrar sería impedido
como lo hubo prometido
un potencial presidente
ni tampoco impunemente
nadie hacerse millonario
solo por ser funcionario
del gobierno de la Gente.

Hoy llegan las elecciones
que sabemos no es la meta
pues han dejado al planeta
repleto de frustraciones
y esta nación de naciones
debe su casa limpiar
sus valores reevaluar
pues el mundo a quien seguir
debe un día decidir
y hacia allá deben mirar.

Rafael Martínez Céspedes
8 de noviembre de 2016

sábado, 25 de junio de 2016

ORTEGA GASSET Y EL BREXIT


Una de las mentes más brillantes de las que han pasado por esta tierra y por supuesto una de las que más admiro, es la del filósofo e intelectual español José Ortega y Gasset. Plasmando en maravillosa prosa ese pensamiento cartesiano que es característico de sus incisivos análisis, Ortega había venido planteando desde 1910 las razones por las cuales se hacía imprescindible la formación de los Estados Unidos de Europa.

Ver entrada del blog publicada en el 2012:



Con relación a la decisión del Reino Unido de salir de la UE, la pregunta lógica en estos momentos debía ser: ¿por qué un pueblo de pensadores, de gente valiente y de tanta visión de futuro como lo es Gran Bretaña ha sido dividido por el miedo frente a un tema tan importante para ellos desde el punto de vista político y económico? Muchas de las razones pueden encontrarse en un documental emitido por TVE en el 2012 titulado “Europa Desencantada” que puede verse en el siguiente enlace:



Es un magnífico documental que merece la pena estudiar.

A mi modo de ver, en el caso del Brexit, si la causa de la salida de Inglaterra de la UE fue el miedo a la inmigración desde los países árabes o musulmanes al Continente o a la reacción violenta de los marginados sociales procedentes de las antiguas colonias europeas,  los ingleses mataron al mensajero, no a quien envía el mensaje.

El mensaje lo ha venido enviando una Europa próspera y educada que cree puede vivir pacíficamente al lado de las masas paupérrimas de los países de África, a tiro de piedra del continente europeo, que buscan huir de cualquier modo de la miseria, la guerra o  la persecución política o canalizan su resentimiento hacia el sistema imperante vía un terrorismo irracional y sangriento.

Por supuesto que esta situación no es privativa de los europeos. La inequidad a gran escala existe en todo el globo. Por ejemplo, a mí me impactó de forma extraordinaria ver, una vez caminando por uno de los barrios ricos de Buenos Aires,  un cartel que anunciaba una revista para personas adineradas donde se anunciaba un vino “una de cuyas gotas era más cara que el traje donde caía”, recordando los barrios miserables de la gran capital argentina donde mucha gente todavía se va a la cama sin cenar. Sencillamente no  es posible vivir en paz en un mundo donde existan tales diferencias.

Siempre he sido un fiel creyente en el poder del espíritu indomable del hombre. La Unión Europea podrá desaparecer, víctima de su propia codicia y afán de poder, pero quedan siempre mentes brillantes y hombres de bien que pueden reconstruirla. Al fin de cuentas, el ave Fénix es creación europea.

Rafael Martínez Céspedes
24 de junio de 2016


Referencia:Ortega y Gasset y la Unión Europea

http://www.gibralfaro.uma.es/historia/pag_1431.htm

domingo, 10 de abril de 2016

¿MORIRÁ EL MUNDO A "TRUMPADAS"?

En la parte de la Estadística Matemática donde se estudian los métodos utilizados para la proyección futura de datos en base a las tendencias históricas de los mismos, se hace énfasis en la diferencia existente entre predicción y pronóstico. La definición formal de predicción es “anunciar por revelación, conocimiento fundado, intuición o conjetura algo que ha de suceder”, mientras que la de pronóstico es “predecir algo futuro a partir de indicios”.

Aclaradas estas diferencias, anoto que apenas unos días del arranque de la campaña del señor Donald Trump como precandidato a la presidencia de los EUA, iniciada con un virulento ataque en contra de los inmigrantes mexicanos en suelo americano, en una entrada titulada “Los Mercaderes del Odio” en julio del 2015 pronostiqué su futuro éxito y su popularidad.  Anoto además que junto a la amenazante foto de Trump – porque viene muy bien al caso- inserté la foto de Heinrich Himmler y su frase: “La mejor arma política es el terror” *.

¿Cuáles son entonces los indicios que permiten pronosticar el éxito del billonario norteamericano? Simplemente el formidable poder transformador que han tenido siempre el odio y la violencia entre los seres humanos.

En términos históricos está aún fresco el recuerdo del prodigioso ascenso de Hitler y su camarilla al control casi total del planeta y al holocausto global que representó la terrible Segunda Guerra Mundial, sólo basados en su práctica sistemática del terror. Notemos que la retórica de Donald Trump sigue siendo incendiaria, xenófoba, violenta y sexista, pero aun así los medios le siguen dando cobertura especial y su popularidad sigue subiendo en las encuestas. En su superficialidad el señor Trump ha llegado a sugerir dotar de armas nucleares a países aún sin ellas, para que se defiendan por su propia cuenta, pero sus cifras siguen subiendo.

Lo peor del fenómeno “Trump” es que no pone únicamente al mundo en un peligroso trance, sino que su estilo ha contagiado tanto a los precandidatos de su propio partido, como a sus contendientes del Partido Demócrata. Ahí está, por ejemplo, la infantil actitud del sobrio y liberal precandidato Bernie Sanders quien al acusar a su rival Hillary Clinton de  su mismo partido “de no estar calificada para ocupar la Presidencia de los EUA”,  le confesó a la prensa que “lo había hecho porque ella también había dicho lo mismo de él”.

El señor Trump, en conclusión, ha puesto a los políticos de la nación más poderosa y mejor armada del planeta, a participar en un peligroso “juego de manos” y  al tema de “no quedarse dado” que practicábamos de niños. Pero, entregar el control de un armamento que puede destruir en un instante la civilización tal y como la conocemos sin embargo, como buen "juego de manos, es un juego de villanos". (**)

Nosotros desde aquí,  sólo podemos pedir que Dios ilumine en este peligroso parto al gran pueblo estadounidense para enfrentar  las cruciales decisiones que debe tomar en los días venideros.

Rafael Martínez Céspedes
10 de abril de 2016.

Referencias:
*
http://definicienciapopular.blogspot.com/2009/11/juego-de-manos-juego-de-villanos.html

lunes, 4 de abril de 2016

OPTIMISTAS Y PESIMISTAS

En los últimos días he tenido un interesante intercambio epistolar con dos viejos amigos sobre nuestra visión del mundo en general y sobre el futuro de la República Dominicana en particular.

Uno de ellos, un profesional de las Relaciones Públicas y las comunicaciones tiene una visión apocalíptica, ve en el panorama guerras y revoluciones e indica  que “el gran problema de nuestro tiempo es que ha cambiado la forma de relacionarnos, en función de nuestro apetito por el dinero y las cosas materiales. Hemos, por tanto, adoptado patrones éticos muy diferentes a los de antes. Ahora, todo se vale.”

El otro un profesional de la Economía y las Finanzas ve el mundo con el cristal color de rosa del indudable progreso material que ha experimentado la humanidad, y escribe “debo afirmar que el panorama que veo como país me es sumamente esperanzador y estimulante.  Lo disfruto todos los días y leer los periódicos es mi mejor desayuno. Todo depende de cómo uno interpreta lo que ve”.

Para entenderlos a ambos, creo que debemos inscribirnos en la escuela de pensamiento que afirma que  el problema fundamental de nuestros tiempos viene del hecho de que ese gran cambio en la forma de relacionarnos, a que alude el amigo pesimista, ha cambiado de forma radical los paradigmas en que habíamos edificado nuestro modelo de civilización.

Ahora por ejemplo, las guerras no son el modelo tradicional de dos adversarios enfrentándose con armas poderosas en un campo de batalla. Hoy la guerra cobra la forma  de un fanático que armado con instrumentos casi de ficción, se hace volar junto a cientos de personas en el centro de cualquier moderna urbe europea. Las revoluciones, por su lado, no se hacen en las lomas al estilo Fidel o Che Guevara. Ahora la lucha por conseguir la igualdad se libra mediante la violencia callejera por puestos de droga o asaltos contra indefensos transeúntes.

En estos días, igual que siempre, el oficio de político debe ser recompensado , pero ahora se hace  con astronómicas sumas y un blindaje permanente a costa del sudor de la mayoría.

Es que el mundo, para bien y para mal, ahora se dedica a jugar “pelota china” (Nota 1) y se ha creado un ambiente donde resulta un poco difícil ser optimista, lo que nos obliga por fuerza a practicar el carpe diem (Nota 2) , pues de lo contrario nos volveríamos tan locos como este siglo que nos ha tocado vivir.  

Rafael Martínez Céspedes
4 de abril de 2016

(1) Para los que no conocen el término les invito a dar un vistazo a lo que escribí hace ya 7 años en el enlace:

 http://decimasdominicanas.blogspot.com/2008/09/jugar-pelota-china.html

2) Ver más en 

http://definicion.de/carpe-diem/

sábado, 12 de marzo de 2016

MI PARTICIPACIÓN EN EL DESARROLLO DE LA UCMM Y DEL INSTITUTO TECNOLÓGICO DE SANTO DOMINGO (INTEC)


NOTAS SOBRE MI PARTICIPACIÓN EN EL DESARROLLO DE LA UNIVERSIDAD CATÓLICA MADRE Y MAESTRA  Y EN LA FUNDACIÓN DEL INTEC.

En el día de ayer, 11 de marzo de 2016, recibí una agradable sorpresa: una llamada desde Miami de mi amigo y hermano Felix Forestieri, cuya relación conmigo se puede ver más abajo, quien me consultó sobre algunos datos relativos a la historia del Instituto Tecnológico de Santo Domingo (INTEC), institución en cuya fundación  ambos tuvimos que ver. 

En el interés de preservar la memoria histórica de esa prestigiosa institución educativa, decidí escribir unas notas que describen además mi intervención en el desarrollo de otra universidad importante, la Universidad Madre y Maestra, pues describen hechos que son un contexto importante para entender las circunstancias en que fue creado el INTEC. 

A continuación las notas para el amigo Felix Forestieri:

“Aunque me encontraba en Nueva York, bastante lejos de su epicentro, debo confesar que las ondas expansivas del gran terremoto político que fue la Revolución de Abril del 1965 en Santo Domingo me sacudieron y cambiaron de forma radical el rumbo de mi existencia.

A principios de ese año me encontraba impartiendo clases de Tecnología Electrónica y Televisión en el prestigioso Instituto RCA en Manhattan (fundado por el padre de la radio, el sabio y científico italiano Guglielmo Marconi a principios del siglo pasado), cuando recibí la visita de un emprendedor dominicano, el señor José Semorile, quien me propuso formar con él, en la República Dominicana, una empresa para operar un nuevo canal de televisión.

Frente a una propuesta de volver de nuevo a mi patria y a la independencia de un negocio propio, resultó una oferta difícil de rechazar, de modo que presenté mi renuncia al RCA Insitute tanto en mi condición de instructor como de Vice Director del Programa de Enseñanza en Electrónica en Español efectiva el 1ero de mayo del 1965. 

El estallido de la guerra civil el 24 de abril, con el consiguiente cierre de los aeropuertos y la inseguridad personal, sin embargo, me dejó en un limbo económico y moral que duró algunos meses. 

No obstante, puesta ya mi mente en el objetivo inicial me arriesgué y me trasladé a Santo Domingo con mi esposa e hija en Septiembre de ese año, para encontrar una ciudad destruida, un país ocupado por tropas extranjeras y descubrir que mi contacto, el señor Semorile, por su parte, había regresado a trabajar en Nueva York.

Siguiendo esa obstinación congénita que es mi gran defecto y tal vez mi única virtud, viajé a Santiago – mi ciudad natal – para una entrevista con el Padre Agripino Nuñez, Vicerrector Ejecutivo de una “universidad” de formación reciente – la Madre y Maestra -donde estaban tras los servicios de un ingeniero para ayudarles en la formación de una facultad de Ingeniería Electro-mecánica, que a la sazón contaba sólo con un par de ingenieros civiles como profesores, operando desde unas aulas prestadas por una institución católica de educación de señoritas.

Así me encontré de pronto frente al enorme reto de crear prácticamente desde cero, una facultad que habría de requerir profesores de Ciencias – inexistentes por la ausencia de una institución de educación superior en Santiago. de profesores de Ciencias de la Ingeniería Eléctrica y Mecánica (carreras nunca antes impartidas en el país) y de laboratorios de las distintas asignaturas que componen un currículo profesional para la formación de ingenieros. Para agravar la situación ya existían 2 grupos de alumnos inscritos a quienes había que responder de una forma responsable.

Comenzaré ahora con el final de mi historia en Santiago: Cuando salí de la Madre y Maestra en el año 1971 la Facultad de Ingeniería que contaba originalmente con 4 profesores ya tenía una plantilla de por lo menos 60 profesionales, la mayor parte de tiempo completo. Estaba en funcionamiento un Plan de Desarrollo supervisado y financiado por la UNESCO con la participación de 5 especialistas extranjeros en ingeniería y desarrollo universitario de la cual mientras fui Decano de Ingeniería fui el Director de la Contraparte Local, habían sido instalados todos los laboratorios en ciencias básicas e ingeniería, estaba en proceso de graduación la primera promoción de ingenieros electromecánicos – los primeros que producía el país y estaba en marcha un Plan de Formación de Profesores en Universidades extranjeras – de la cual fui beneficiado ya que en el 1969 obtuve un Master en Ingeniería Industrial de la New York University.  

El éxito de la Madre y Maestra – la materialización de una idea casi quimérica en la realidad concreta de una institución de educación superior de primer orden – tiene varios padres: Sin dudas el apoyo decidido de la Iglesia Católica y el carácter positivo de Agripino Nuñez, de los empresarios y pro hombres de Santiago y la pasión, creatividad y entusiasmo de un grupo de profesores jóvenes –Ramón Pérez Minaya, Momón Aristy, Ramón Flores, César García, Mario Peralta y otros entre los cuales orgullosamente me encuentro – que depusieron todos sus intereses materiales para trabajar en pro de la creación de una institución educativa hoy conocida por su excelencia académica y poder transformacional en una ciudad y una región sin tradición universitaria y cuyo fruto tangible son sus graduados, hoy importantes activos en la sociedad en sus funciones de técnicos, educadores o empresarios.

Como nota importante, antes de salir de Santiago en el 1971 recibí la visita de nuevo de José Semorile esta vez acompañado del apreciado amigo Manolo Quiroz a revivir la  vieja idea de la televisora. Esta vez prosperó y en el patio de mi casa armamos y fui con ellos y el apoyo de Poppy Bermúdez, uno de los promotores del proyecto de lo que se convertiría en la empresa Color Visión. 

Debo indicar que rechacé la oferta de Color Visión de convertirme en su Administrador General, pues decidí  aceptar la beca de la UNESCO para proseguir mis estudios de post grado en la New York Univesity. 

Fue en esa oportunidad, a propósito, donde tuve el placer de conocer al amigo y hermano Felix Forestieri un connotado comunicador y especialista en Relaciones Públicas, quien a propósito fue el creador del nombre/marca comercial "Color Visión".

Pero la política, la perversa política, todo lo contamina, todo lo permea y la Madre y Maestra no fue la excepción.   En el 1971, desempeñándome como Vicerrector Administrativo un grupo de estudiantes, reclamando participación en la dirección de la universidad ocuparon a la fuerza el Edificio de Administración de la Madre y Maestra. 

El episodio produjo el rodeo del campus universitario por parte de tropas policiales del gobierno balaguerista de los 12 años, la división de la universidad entre profesores de tendencia liberal de izquierda y la Junta de Directores de tendencia conservadora de derecha, la aparición de un grupo de profesores en Color Visión demandando la renuncia de Agripino por su incapacidad en el manejo de la crisis, todo lo cual culminó en la expulsión de un grupo de profesores y estudiantes, entre los cuales me encontraba. Debe también anotarse que la percepción general – por la composición heterogénea de la ideología del grupo de expulsados – era que “Agripino había botado todos los comunistas de la Madre y Maestra”.

Es a partir de esa coyuntura donde debe hurgarse el origen del Instituto Tecnológico de Santo Domingo – INTEC. En efecto, un grupo de profesores expulsados – quien suscribe, el Ing. Ramón Flores y el Dr. Manuel Ramón Aristy (Momón) buscamos la incorporación de Felix Forestieri y del Lic. Delio Canela, para la formación de una oficina de consultores empresariales que denominamos Consultores Técnicos Industriales (CTI) y a tal efecto alquilamos un pequeño local en la Avenida Independencia de Gazcue (frente al antiguo Restaurant El Dragón”.

Así las cosas, nos dedicamos en cuerpo y alma a la promoción de nuestros servicios profesionales de consultores empresariales. Por supuesto, para un grupo de profesionales – tildados para empezar de comunistas – en el oscuro gobierno  de los doce años de Balaguer, en una cultura sin tradición en el uso de esos servicios, era muy difícil sostenerse de pie y así la realidad económica fue imponiéndose y determinando el rumbo que seguiría cada uno de sus participantes.

Debe aclararse – para ser fieles a  la historia de INTEC que en ese entonces, ni antes,  ninguno de los miembros de CTI tuvo la intención de crear una institución educativa (quizás con la excepción del Ing. Ramón Flores), pues por el contrario todos los profesores cancelados de la UCMM- ahora en CTI -habíamos quedado con cierta fobia a la educación, quizás por conservar el sabor amargo de haber sido expulsados mediante una simple carta, después de haber dedicado durante nuestros mejores años, nuestros esfuerzos, sueños y pasión a una idea visionaria que pensabamos iba a resolver los problemas de este país tan necesitado de educación e inclusión social.

Una tarde algunos meses  después de su fundación reunidos los 5 miembros de CTI,  en su local de la Ave. Independencia en una “sesión de lluvia de ideas” para enfrentar la crisis económica que enfrentábamos, empezamos a discutir la posibilidad de crear una escuela para formar vendedores. 

Después de discutir varias alternativas, Felix Forestieri lanzó una pregunta al aire: ¿Por qué no formamos un Instituto Tecnológico? ¿Cómo lo llamaríamos preguntó otro? “Pues Instituto Tecnológico de Santo Domingo (INTEC)”, respondió con aplomo Forestieri y procedió sobre un papel cualquiera a dibujar lo que fue el primer emblema del INTEC – una columna romana para representar lo clásico y el diagrama de un átomo para representar lo moderno.

El educador que nunca murió en Ramón Flores, echó la mano a la antorcha y en poco tiempo se habían creado los estatutos y junto a la experiencia alcanzada en Santiago de crear una institución casi a partir de la nada, nos lanzamos a darle forma a la idea.

La primera acción fue la formación de una Junta de Directores de prestigio. Recuerdo vívidamente que en un balcón de mi apartamento de la calle Benigno Filomeno Rojas de Gazcue sostuvimos varias reuniones con profesionales destacados del país – recuerdo al Dr Rafael Molina Morillo (otros escapan mi memoria)– y a otras personas destacadas que apoyaron con entusiasmo la idea. En esa reunión se nombró al suscrito como Primer Presidente del Consejo de Administración, quedando entendido que el Ing. Ramón Flores, como Director Ejecutivo, sería la persona encargada de promover y llevar a ejecución el plan de acción. A partir de ese momento – no resolviéndose la situación económica -todos los integrantes de CTI tomaron en poco tiempo rumbos diversos en sus carreras y sus vidas.

De ahí en adelante, todo el trabajo y el mérito por la materialización del INTEC quedó en manos de Ramón Flores. Fue él quien obtuvo las aulas del Colegio de La Salle de la Avenida Bolívar de Santo Domingo para usarlas durante la noche para impartir las primeras docencias, fue él quien reestructuró eventualmente el Consejo de Directores de la institución e incorporó personas importantes del mundo académico, político y empresarial, fue él quien obtuvo el apoyo gubernamental y de las organizaciones internacionales para echar adelante el proyecto”.

En cuanto a mí, como colofón y como cosecha importante de mi modesta siembra, fue esa gran experiencia existencial y el hecho de que tres de mis hijos muchos años más tarde se convirtieron en profesionales graduados de la Universidad Madre y Maestra mientras que otros dos los son del INTEC, educación que les ha servido de base para su éxito tanto en el país como en el exterior.”

Ing. Rafael E. Martínez Céspedes
12 de marzo de 2016

martes, 9 de febrero de 2016

ESPAÑA: LA SANGRE NO LLEGA AL RÍO


Nunca me he tomado el esfuerzo de investigar la veracidad de esta anécdota, pues la he aceptado basado en el carácter que sí conozco de sus protagonistas: Cuentan que en época de la colonización y conquista de América, se encontraron en la cima de los Andes dos patrullas de diez soldados españoles cada una, quienes desmontándose de sus cabalgaduras, decidieron negociar si se repartirían el continente dividido de forma transversal o si lo harían de forma longitudinal. También cuentan las malas lenguas que al no ponerse de acuerdo, todos los participantes terminaron muertos.

Otro hecho, mucho más cruento, donde dos facciones españolas tampoco se pusieron de acuerdo fue la terrible Guerra Civil Española – preludio y laboratorio de la Segunda Guerra Mundial – que desangró el país y terminó con la larga dictadura de Francisco Franco que marcara por siempre esa España tan querida. 

Quizás fue el recuerdo aún vivo de ese horrible episodio – los cientos de miles de muertos, el horrible genocidio  de Guernica, el interminable exilio – lo que contribuyó que a la muerte del dictador en 1975 –los actores políticos esta vez se pusieran de acuerdo y en un gesto de desprendimiento y generosidad abandonaran sus ambiciones personales y en el denominado Período de Transición – dieran al mundo un bello ejemplo de unión y de concordia que catapultó a España hacia una senda de paz y de progreso y la transformó en uno de los países más adelantados y progresistas de Europa y del mundo.

Pero al igual que ha sucedido en  la América que heredamos de los españoles y casi con las mismas consecuencias, los dos partidos tradicionales españoles, el Partido Popular (PP) y el Partido Socialista Obrero Español (PSOE) emborrachados con las dulces mieles del poder fueron dando paso a conductas colectivas de corrupción, impunidad y exclusión que incentivaron el nacimiento y desarrollo de organizaciones populares de izquierda y de derecha – Podemos y Ciudadanos son dos de estas nuevas criaturas - que aunque sin la debida experiencia se han convertido en válvulas de escape para canalizar la esperanza de un pueblo hastiado de ver a los políticos servirse ellos mismos en vez de servir a su gente.  

Así las cosas, las últimas elecciones de finales del 2015 han dejado a España fragmentada en una situación donde ninguno de los líderes de los partidos participantes– ni el más votado que es el PP, ni el segundo en popularidad que es el PSOE puede asumir la Presidencia del Gobierno sin contar con el concurso de los demás - Podemos y Ciudadanos- y donde todos, al parecer, empiezan a adoptar posiciones radicales y excluyentes.

Sabemos que en España, por la gran presión que recibirá el país de la Unión Europea - siempre dispuesta a salvaguardar sus intereses económicos - la sangre no llegará al río y pronto vendrá una solución salomónica aunque tenga visos de chapuza. Pero ojalá que este nuevo episodio de la vida española, sirva de moralizador ejemplo a todos los países de América – incluyendo por supuesto el nuestro – que hemos heredado el difícil temperamento español, pero no al parecer el debido respeto a las instituciones democráticas como aprendieron hacer, a fuerza de mucha sangre, en Europa.

Rafael Martínez Céspedes
9 de febrero de 2016