jueves, 16 de junio de 2011

SABÉS QUE AMO LA ARGENTINA


Hoy me gustaría hablarles de un potro argentino. No se trata realmente de uno de esos hermosos ejemplares equinos que en ese hermano país son tradición. No, se trata de un joven bonaerense, poeta decimero por añadidura, de nombre Nicolás Orsanic, quien bajo el nombre Relincho de un Potro Argentino (www.potroargentino.blogspot.com) publica décimas y comentarios sobre la situación de su patria.

Me escribe así Nicolás: “Rafael, tus décimas dicen muchas verdades. También tengo un blog: "Relinchos de un potro argentino", donde escribo versos acerca de la dura realidad argentina (¡tan parecida al resto de Latinoamérica!), y me gustaría, si así lo considerás correcto, escribir juntos algún poema en décimas”. Esto de hacer poesía juntos, es similar a lo que llaman en la jerga taurina, “torear al alimón” (1), que el diccionario de la Real Academia define así: “Asiendo dos lidiadores un solo capote, cada uno por un extremo, para citar al toro y burlarlo, pasándole aquel por encima de la cabeza”.

Honra ese brioso potro argentino a este caballo caribeño a quien ya van dando sabana, con su gentil invitación. En primer lugar, porque desde hace muchos años he visitado la Argentina y de verdad fue amor a primera vista. ¿Quién no puede caer rendido ante el encanto de su bella capital, sus amplias avenidas, sus barrios llenos de tangos y de milongas, su modernidad y su decadencia, la cultura y afabilidad de su gente? ¿Quién no se maravilla del contraste de sus mares de agua dulce, de sus extensas llanuras, de su proverbial abundancia y de la angustia de su gente pobre rodeada de tanta riqueza?

Aunque parezca utópico, no podemos despreciar el valor de la poesía. Ella denuncia iniquidades, clama por mayor justicia, es la voz de los que nunca la han tenido. Ella mueve y conmueve. Sí Nicolás, acepto con gusto la invitación a seguir clamando en el desierto y respondo a la misma diciendo

SABÉS QUE AMO LA ARGENTINA


Un país he conocido
y ya fui su esclavo fiel
pues me conquistó el Gardel
del Buenos Aires querido
Nunca olvidar he podido
jamás cultura tan fina
algún tango, alguna mina
ni a San Telmo ni a su gente
si voy por Calle Corrientes
sabés que hablo de Argentina.
.
Hay más comida que gente
siempre hay invierno y estío
a un Mar ellos llaman Río
su Pampa es un continente
sin embargo diariamente
muchos duermen sin comer
sin esperanza tener
de que llegue mejor día
por esa absurda Miopía
de los que tienen Poder.
.
El poder de la Poesía
no deben menospreciar
ya que puede transformar
noche oscura en claro día
y acepto con alegría
hacer poesía alimón
con la firme convicción
que cual gran fiesta taurina
desde Alaska hasta Argentina
vendrá esa transformación.

(1) Me tropecé por primera vez con este término leyendo “Confieso Que He Vivido” la monumental autobiografía de Pablo Neruda, una obra en prosa pero que es todo un poema. Favor ver el siguiente enlace. http://aldenai.com/neruda.confieso.pdf

Rafael Martínez Céspedes
Santo Domingo, República Dominicana
16 de junio de 2011

domingo, 12 de junio de 2011

MUERTOS SIN DARSE UN GUSTAZO


La Historia está llena de rebeliones populares surgidas contra el Poder reinante cuando este ha querido imponer medidas impositivas en momentos inoportunos y sin contar con la voluntad del pueblo. Una bien conocida revuelta en contra de impuestos establecidos sin consulta o representación, fue la famosa “Boston Tea Party”, evento preludio de la Guerra de independencia de los Estados Unidos llevada a cabo por colonos americanos contra el Gobierno Británico que arrojaron al mar el cargamento de té de unos barcos, como protesta a tributos impuestos por el gobierno sin la anuencia de los representados.

La propia Revolución Francesa, aparte de los factores políticos tuvo su origen también contra el establecimiento de impuestos que afectaron a los menos privilegiados. Hablando de los orígenes económicos de aquel cataclismo social, copiamos de Wikipedia lo siguiente: “Desde el punto de vista económico, la inmanejable deuda del Estado fue exacerbada por un sistema de extrema desigualdad social y de altos impuestos que los estamentos privilegiados, no tenían obligación de pagar, pero que sí oprimía al resto de la sociedad. ” Más cerca de nuestro calendario, muchos recuerdan todavía con horror la poblada que se formó en este país en el 1984, cuando el Gobierno de entonces obedeciendo las órdenes del Fondo Monetario Internacional realizó unos “ajustes” que rebosaron la copa del pueblo quien aportó en esa ocasión cerca de 200 muertos.

Dicho todo esto, hablemos ahora del llamado “paquetazo” el nombre con que ha bautizado el pueblo, a un conjunto de medidas de tipo fiscal, una exigencia del Fondo Monetario al Gobierno de la República Dominicana para que este nivele su Presupuesto, no reduciendo sus gastos, sino con entradas adicionales de parte de todos los contribuyentes, ya acogotados por los impuestos existentes y un aumento en el costo de la vida que se lleva de su boca, lo poco que están comiendo. El “paquetazo” ha generado un movimiento de repudio que abarca casi todas las clases sociales del país. Al Gobierno, muchos aconsejan que baje los gastos públicos y que posponga algunos de sus llamados “mega proyectos” los cuales han endeudado al país hasta niveles insostenibles.

La sabiduría popular ha consagrado como proverbio la expresión “que después de un gustazo, viene el trancazo” para describir las consecuencias que tenemos que afrontar, después de disfrutar de algún placer en exceso. El Gobierno de este país se ha dado tremendo “gustazo” aumentando el gasto público a cifras astronómicas, con una nómina que según los entendidos sobrepasa el medio millón de empleados, funcionarios y “clientes” y en invertir en obras faraónicas, en momentos en que Europa y los Estados Unidos están viviendo momentos de crisis económica, con un crecimiento pírrico y niveles de desempleo nunca vistos en su historia reciente.

Lo único es que el trancazo de los excesos de su gobierno, lo tendrán que pagar de nuevo los infelices contribuyentes que como siempre verán estrecharse sus ya escuálidas canastas. Recordemos a todos los actores de este proceso- particularmente el Gobierno, el Fondo Monetario Internacional, los empresarios y banqueros- que deben aportar su cuota de sensibilidad, de sabiduría y de prudencia para manejar este asunto del paquetazo. No repitamos el 1984, donde casi dos centenares de proletarios fueron


MUERTOS SIN DARSE UN GUSTAZO

El llamado paquetazo
tiene a la gente molesta
pues sin disfrutar la fiesta
debe aguantar el trancazo
ya que el Gobierno el gustazo
se lo dio con sus millones
y ahora más contribuciones
le pide al pueblo aportar
y los errores pagar
de sus nuevos faraones
.
Llaman Reforma Fiscal
a los impuestos subir
pues no quieren reducir
el tren gubernamental
En absurdo bacanal
todo lo han hecho oneroso
que junto a un Metro costoso
tienen quebrado el Erario
y si es cliente o funcionario
botarlo es muy peligroso.
.
Hay un lazo conocido
entre impuesto y rebelión
bien que esta dura lección
muy pocos la han aprendido
Francia y Estados Unidos
lograron su independencia
actuando con inclemencia
contra los que en el Poder
convirtieron el comer
en una difícil ciencia.

Rafael Martínez Céspedes
13 de junio de 2011